Hemorroidectomía tradicional vs THD

Hemorroidectomía tradicional vs THD

THD

Gracias a los avances tecnológicos existe un método menos doloroso y menos invasivo para pacientes que quieren liberarse de las hemorroides: el método THD® Doppler.

Se trata de un procedimiento quirúrgico innovador que permite tratar los síntomas de la enfermedad hemorroidal, manteniendo los niveles de dolor e invasividad más bajos posibles.

¿Cómo es el procedimiento?

Todo el procedimiento dura cerca de media hora. La intervención con este método no requiere hospitalización ya que se trata de una cirugía de rápida recuperación, así como también puede hacerse en hospital de día.

Se puede usar para cualquiera de los grados de hemorroides, desde el primero: es decir, pequeñas hemorroides con sangrado mínimo y escaso prolapso, hasta las de IV grado, que son las de prolapso hemorroidal permanente.

“Soy uno de los médicos expertos reconocidos por THD a nivel nacional”

Ventajas del método THD contra la hemorroidectomía tradicional

  • Dolor mínimo antes y después del procedimiento
  • Rápida recuperación
  • Te sentirás cómodo y sin molestias
  • Recurrencias limitadas
  • Tus gustos alimenticios no se limitan
  • No hay sufrimiento para ir al baño
  • Resultados rápidos, seguros y efectivos

Pero, ¿Cómo es una hemorroidectomía? 

Realizada bajo anestesia general, o espinal (raquídea) para evitar el dolor, este procedimiento es una cirugía que extirpa las hemorroides mediante incisiones en el tejido que la rodea.

La vena hinchada se ata para evitar sangrado y posteriormente se extrae la hemorroide. Es posible que la zona quirúrgica se cose para cerrarla y la herida se cubre con una gasa. Este procedimiento se puede hacer con bisturí (se realiza en un centro quirúrgico) generalmente en modo ambulatorio, por lo que ese mismo día regresas a casa.

Sin embargo, la recuperación lleva de 2 a 3 semanas. Y para la vuelta al hogar se te dará un anestésico local de acción prolongada (que debería durar de 6 a 12 horas) justo cuando te encuentres bajo los efectos de la anestesia. 

Eficacia de los procedimientos

Generalmente estos procedimientos curan una hemorroide. Pero el éxito a largo plazo de la cirugía de hemorroides depende en gran parte de lo bien que puedas cambiar tus hábitos de evacuación diarios para evitar el estreñimiento y el esfuerzo. Alrededor de 5 de cada 100 personas vuelven a tener hemorroides después de la cirugía.

Publicaciones Similares